foto_0420060223181638.jpg

La política es también un complejo juego de ingenio. En ese marco fue que el senador Carlos Bianchi “hizo” política con el mismo espíritu con que se viene haciendo desde los griegos: táctica y estrategia. Algunos ahora lo acusan de haber prostituido su voto, una frase que podría entenderse de varias maneras. Acaso quienes la esgrimen o están fuera del terreno político o se encuentran tan molestos por su protagonismo –clave- que no dudan en esgrimir una extraña forma de moral “política” que poco tiene que ver con la realidad. Bianchi jugo sus cartas y fue en beneficio de un gobierno y de una región. Después de este trance, al contrario que esas voces que ahora lo apuntan con el dedo, creo que saldrá bien parado. Demostró saber conducirse cuando el camino se pone espeso.

Anuncios