Este verano fui testigo de una postal de la postal. La postal esta representada por esos ¿cientos? ¿miles? de perros pululando las calles de Puerto Natales en plena temporada alta, y la postal de esa incómoda postal, era (al menos para mi) un turista que ¿alucinado? que le tomaba una fotografía a las jaurías. Ahora, una pregunta, ¿qué comentarios acompañarán a esta fotografía cuando el hombre la muestra en su lugar de origen?

Imagino estos:

“Bueno estos son los perros, una costumbre local tener de millones por las calles”

“¡Andaban sueltos y sobreviví!”

En fin.

Anuncios